Anticipando el futuro: BMW i1

BMW i1

Hace ya mucho tiempo venimos escuchando hablar del tan mentado proyecto “i1” de la gente de BMW. Desde el año 2010, muy lejano ya, se he venido amagando y hablando insistentemente sobre ésto y, sin embargo, poco y nada se ha avanzado al respecto. Todo pareció quedar en la nada, al menos hasta ahora, ya que todo indica que el proyecto de la gente de la casa de la Hélice ha recobrado nuevo impulso.
Es que ahora la cosa parece mucho mejor encaminada y eso se debe fundamentalmente al acuardo alcanzado entre la gente de BMW y Toyota, dado lo cual todo se ha puesto en marcha otra vez. Ha pasado mucho tiempo y ha corrido mucha agua bajo el puente desde que Norbert Reithofer -presidente de BMW– anunció esta idea y ahora se sabe que la joint-venture entre alemanes y japoneses llegará finalmente a buen puerto y posiblemente daría como resultados la llegada de un nuevo iQ, el pequeño Rocketman y finalmente este BMW i1 que vemos recreado digitalmente en la foto que encabeza esta nota.

Claro que el proceso no será ni sencillo ni mucho menos inmediato, estimándose que todo estaría en condiciones para poner esos modelos en las calles recién en el año 2020. Las dos empresas, de este modo, se asegurarían todo lo necesario para colaborar en pos de dar vida a modelos de un precio realmente muy contenido, algo nada menor en los tiempos que corren, por supuesto. Obviamente, no se dejará por ésto de perder de vista la calidad de terminación y los materiales a utilizarse. Serán autos económicos pero con todos los estándares de calidad conocidos en los modelos de las casas involucradas.

Hablando concretamente del pequeño BMW i1, la marca piensa en un vehículo evidentemente urbano al 100% con una carrocería de unos 3 metros de largo pero con la posibilidad de una configuración 2+2, lo cual no deja de ser un gran valor agregado para el futuro modelo que ya mismo comenzamos a espiar en este post.
Eso sí, como te dije, habrá que saber esperarlo hasta -al menos- el año 2020.