Antes Honda F1 ¿ahora Brackley F1?

brackleyformula1

Desde aquel recordado y fatídico 5 de diciembre de 2.008 hasta hoy, lo hemos visto y escuchado de todo. Aquella jornada del último mes de 2.008 ha quedado marcada a fuego en la historia de la Fórmula 1 como la de la caída de toneladas de agua helada desde las alturas. Nadie esperaba una noticia como la salida de Honda de la Fórmula 1 y sin embargo sucedió.
En el medio hubo rumores, afirmaciones, negativas, verdades, mentiras, idas y venidas como pocas veces hemos visto y escuchado en los últimos tiempos. Decenas de posibles compradores y otras tantas decenas de gente que se ha bajado del negocio antes de subirse. Nombres famosos que se vieron involucrados, pero nada… nunca apareció un comprador serio para el maltrecho equipo Honda. El compardor, según parece estaba en el seno mismo de Honda
¿Honda dijimos? Bueno, ese mítico nombre podría ser ya mismo parte de la historia y el pasado ya que no son pocos los rumores que dicen que el nuevo nombre podría ser Brackley F1 (por expreso pedido de Honda para que se cambie la denominación del team).

Borrón y cuenta nueva dice una vieja frase… y eso es precisamente lo que sucederá: borrón porque se espera de un momento a otro que un auto de la escuadra totalmente pintado de blanco sin publicidad alguna salga a la pista de Silverstone en Inglaterra con Jenson Button al volante para dar los primeros pasos en este “ya comenzado” año 2.009.
Nunca es tarde cuando la dicha es buena y ni bien el directorio de Honda apruebe el rescate propinado por Ross Brawn, el naciente equipo Brackley tendrá definitivamente vía libre para alinearse con sus pares en la grilla del primer Grand Prix del año en Melbourne, Australia en marzo próximo y probar suerte.

La novela duró mucho y (si bien aún no ha llegado la confirmación oficial de la compra por parte de Brawn) todo estaría por llegar a buen puerto afortunadamente para todos los involucrados… incluso para la dupla de pilotos que una vez más podría llegar a ser la de Button y Barrichello (y parece nomás que el promisorio y emergente joven brasileño Bruno Senna se quedará con las ganas de subirse esta vez).