El logo por los 50 años del Ford Mustang

FORD-MUSTANG-50

No todos los días una marca puede celebrar la impresionante trayectoria de uno de sus modelos. Mucho menos se puede celebrar así como si nada pasara el 50° aniversario de un auto en particular. Eso es precisamente lo que le está sucediendo a Ford en estos momentos. El legendario e interminable Ford Mustang cumplirá oficialmente sus primeros 50 años de vida en 2014 (de hecho el auto ha sido lanzado al mercado por primera vez el 17 de abril de 1964) y como para ir preparando todo de la manera más adecuada es que Ford ya está empezando a mostrar el logo elegido para que el auto (y muchos otros productos, incluso de merchandise) lo “luzca” orgullosamente.
No se han roto los cesos a la hora de hacer un logo conmemorativo como éste. Creemos que el evento ameritaba algo un poco más pretencioso, pero ésto es lo que hay. Por lo menos, resulta bastante claro y directo: el inconfundible caballito al trote y un muy simple “50 years” justo por debajo es todo lo que han diseñado para semejante celebración…
Una imagen en blanco y negro que sabe a poco para un cumpleaños tan especial y que sin embargo promete “más opciones de color” (a pesar de todo: aunque la mona se vista de seda… mona queda).

En realidad la marca ha organizado un concurso interno a la hora de diseñar el más que representativo logo de los 50 años del sensacional Ford Mustang.
El logo, como hemos dicho, además de ser colocado sobre las unidades del auto que conmemorarán este aniversario impresionante, se utilizarán en muchos otros productos promocionales generando seguramente ventas millonarias en las que estarán involucradas unas (casualmente) 50 empresas distintas.

Si sos uno de esos fans que todo lo quieren y todo lo compran, tal vez ya te estés preparando para coleccionar todo tipo de items y recuerdos con este insulso logo conmemorativo. Ford ha anunciado que muy pronto ya estarán comenzando a aparecer los diferentes productos promocionales, pero… más allá de todo ésto, lo que nosotros estamos esperando realmente es el auto en cuestión, un auto de “aquellos”, una joya mecánica como Dios manda