Andá a lavar los platos… y algo más

auto-y-heladera.jpg

Que las mujeres salen condicionadas de antemano a la calle, de eso no creo que nadie tenga la más mínima duda. Si bien ya ha quedado demostrado que no son las chicas del sexo débil las que más accidentes provocan en la calle al comando de una automóvil (salvo raras excepciones), nadie puede negar que ya está instalada para siempre esa inexacta e injusta leyenda que dice que las mujeres no son tan buenas como los hombres a la hora de manejar.
Y en esto es como que no hay marcha atrás… la mente humana da casi ya por sentado que la mujer es insegura, miedosa e inestable y hasta tonta cuando se trata de llevar un auto por la calle y los hechos así lo demuestran.
A todos nos habrá pasado alguna vez, ¿quién no le ha gritado algo alguna vez a una conductora ante el más mínimo inconveniente haciendo referencia directa a su género? ¡Vamos amigos, hay que reconocerlo! Yo sin ir más lejos me he cansado de repetir eso de: ¡Mujer tenía que ser!
Y es más… no sólo eso le decimos a las féminas motorizadas sino que además nos tomamos la molestia de recomendarles lo que deben hacer, por ejemplo…: ¡Andá a lavar los platos!

Ahora bien, justa o injustamente parece que hay mujeres que dan por sentado que todas esas cosas que los hombres (y muchas mujeres también) piensan de ellas son ciertas y con algunas de sus actitudes así parecen corroborarlo…
Y si no, miren esta imagen (la que encabeza esta nota)…
Allí está esa pobre mujer (una francesa aparentemente) dispuesta a sacar su auto a la calle construyendo su propio y triste destino de “maltratada” por los hombres al volante. Ella ya se ha pasado de vueltas y lo suyo (según parece) excede lo de lavar los platos… lo de ella ya abarca otros aspectos de la cocina y ¡ha decidido enganchar hasta la mismísima heladera al paragolpes trasero de su negro Volkswagen!

Y bueno, después que no digan que nosotros las tildamos de nada… ahora chicas, a reclamarle explicaciones a esta mujercita europea que sale dispuesta a seguir dándonos motivos para hablar…