Los amores motorizados de Schwarzenegger y Jamiroquai

jamiroquai-ferrari-pantalla.jpg

Las celebridades además de su talento natural y amor por lo que hacen (si es que lo tienen) buscan en lo material lo que les falta en sus vidas tan vacías entre las frías paredes que cubren las hectáreas y hectáreas, metros y metros cuadrados de mansión. Para ello van a su concesionario amigo y se hacen adquisidores de los automóviles más caros y excéntricos que el dinero pueda comprar. Veamos el caso de los amores en 4 ruedas de Arnold Schwarzenegger y Jamiroquai.

El actual Gobernador de California tuvo una vida exigente como héroe de las películas de acción, tiros y persecuciones que más ovacionamos de niños (y todavía lo seguimos haciendo de grandes). Schwarzenegger realizó innumerables destrozos en los films más taquilleros del cine y dejó como coladera a incontables extras cuando estaba enojado, ahora es hora de su retribución.

arnold-schwarzeneggtank.jpg

Por ello, en su vida de estrella adquirió los coches que se le antojaron. Por ejemplo, en 1991 se hizo fanático de los jeeps militares de la Gerra del Golfo y, con el dinero de sus últimos films, intentó persuadir a los ingenieros de AM General (ahora parte de General Motors) para que fabricaran versiones civiles de esos vehículos de guerra. Finalmente lo logró y se hizo poseedor de modelos para la calle del H1 y H2. Luego en el 2002 Arnold se cansó de lo militar y compró para su casa una Ferrari 360 Spider que, según él, le dio potencial para lograr el cargo de Gobernador de California. Pero, en marzo del 2003 se aburró del liderazgo y volvió a sus viejos amores con un tanque urbano de seis ruedas llamado Pinskower.

Ahora, es el turno del inigualable showman con su voz particular llamado Jamiroquai. Él es un fanático de los coches que todos sueñan en sus noches como son las Ferraris y Lamborghinis, entre otros (ha realizado el video-clip Cosmic Girl con algunos de estos). Entre sus amores tiene una Ferrari 550, una Ferrari Mondial, un Lamborghini Diablo, un Aston Martin DB5, una Ferrari F355, un Mercedes G-Wagen y una Ferrari Enzo. Nada mal.