Ahora sí: Chrysler vende el Viper

logo-del-viper.jpg

La decepción y el hartazgo son sensaciones terribles de las que difícilmente se pueda volver atrás. Las esperanzas puestas en el genial Dodge Viper por parte de la Chrysler no eran pocas y entonces la desilusión por no llegar al puerto deseado es directamente proporcional. O sea, enorme. La idea de deshacerse del Viper venía rondando la cabeza de los directivos de Chrysler desde hace ya largo rato y (se sabe) una vez que la fruta ya no está verde, cae de madura… y eso le ha sucedido a la idea de la venta del Viper: cayó y ya no hay vuelta atrás.

El vicepresidente de Chrysler, Tom Lasorda, no le mentía a nadie cuando tiempo atrás declaraba que los que pretendían quedarse con Viper formaban una larga cola de la que no se veía el final. Por ese entonces no fuimos muchos los que le creímos esas palabras, pero los hechos son incontrastables e irrefutables y ahora Lasorda se ha cansado definitivamente que los resultados con el Viper no hayan sido los esperados inicialmente, por eso… es casi un hecho su venta.

Y… la ecuación es tan simple como un juego de niños: las ventas no son las que se esperaban, la cosa no funciona, el Viper no genera los beneficios necesarios y para darle una verdadera salida elegante al tema y como para evitar una cancelación más que dolorosa, los directivos de Chrysler han llegado a una dolorosísima pero (aparentemente) acertada decisión: vender el modelo a un tercero y punto. A otra cosa… En breve más novedades.