Adiós al Tesla Roadster

Diciembre de 2011: esa es la fecha de “vencimiento” para la comercialización del famoso Tesla Roadster en el mercado automotríz. Han sido cinco largos años a través de los cuales se ha venido ofreciendo este auto a pilas que llegó a las calles para demostrar que eso no ha sido impedimento para que así y todo sea bello y (fundamentalmente) deportivo.
Pero las cosas no anduvieron tal cual lo pensado en lo que hace a las ventas. Han sucedido muchas cosas, han confluído muchos factores para que el Tesla Roadster no “funcionara adecuadamente” en el mercado de los autos. Ventas que no alcanzaron lo esperado, muchas participaciones de otras diferentes marcas en Tesla y algunas otras cosas más conspiraron de la mejor manera para que el modelo (basado e inspirado directamente en el Lotus Elise) deba “retirarse a los cuarteles de invierno” en poco tiempo más. Sea como sea y sea por lo que sea, el Tesla Roadster no se venderá más después de diciembre.
Fue bueno mientras duró, pero ahora Tesla debe poner toda su energía y sus miradas en lo que se viene. Hay otros proyectos por demás interesantes a futuro y de eso deberán preocuparse para llegar a buen puerto.

Y hay cosas buenas por venir…
Se comenta que entre 2013 y 2015 varios serán los productos que saldrán a las calles. Si bien se hablaba inicialmente de colocarlo en el mercado en 2013, se estima que a mediados del 2012, el Tesla Model S estaría presentándose ante nosotros. Este auto es un sedán de cuatro puertas que promete y mucho: se sabe que con una módica carga de apenas 45 minutos, se logra una autonomía de unos generosísimos 482 kilómetros, convirtiéndolo al auto en una auténtica leyenda dentro de los autos de este tipo.
Lo mejor del caso es que además se podrán reemplazar las baterías usadas por las nuevas y recargadas en unos pocos minutos gracias al efectivo sistema Quick Drop.

Otro interesante vehículo que llegará de la mano de Tesla, cosa que sucederá recién en el año 2014, será el Tesla Model X, un convincente crossover eléctrico que se fabricará en una nueva plataforma que será compartida con una nueva furgoneta que, también, será de tipo eléctrico.
De esta manera se va liberando el camino para que la marca haga llegar nuevas opciones al mercado, anticipando el duelo que significará la (in)esperada despedida del fantástico Tesla Roadster.