El actor Rowan Atkinson estrelló su McLaren F1

Actualizado (11-02-13):
Lindo dolor de cabeza se ha agarrado el actor Rowan Atkinson, genial creador de Mr. Bean, quien tras haber sufrido un espectacular accidente hace prácticamente un año ha debido enviar a reparación a su bella máquina con el consiguiente gasto generado y la demora que lo ha privado de darse el gusto de manejarlo.
El impresionante McLaren F1 de Atkinson quedó en tal estado de destrucción y los daños han sido tantos que finalmente su caso se ha transformado de buenas a primeras en el de mayor costo por arreglos de toda la historia de Inglaterra.
Ahora Atkinson puede volver a disfrutar de su deportivo de la casa de Woking, pero la aseguradora ha invertido la friolera de 1 millón de euros para dejarlo como nuevo tras el accidente (1,07 millones de euros para ser más precisos o bien unas 910.000 libras esterlinas). Una bicoca sin dudas…

¿La demora para reparar el auto? Larguísimos 18 meses en total, demasiado para cualquier mortal que se precie, pero claro… Rowan Atkinson, si ha podido comprarse un bello y carísimo McLaren F1, no es un mortal común y corriente, de modo que no se habrá hecho mucha mala sangre…
Lo curioso del caso es que Rowan Atkinson pagó unos 730.000 euros por su superdeportivo (uno de los 106 producidos entre 1992 y 1998…) y ahora saca de su cuenta bancaria la suma de 1 millón de la misma moneda para arreglarlo…Claro que la cotización de estos autos ha subido constantemente desde entonces, de manera que seguramente cuando el actor “le ponga el tachito en el techo” para venderlo, sacará una cifra muy abultada sin lugar a dudas.

Nota original:

¡Mr. Bean hizo otra de las suyas! Bueno, no es tan así en realidad… o sí, casi… Es que Rowan Atkinson, el popular actor que lo encarna magistralmente, ha sufrido un accidente el 4 de Agosto de 2011 alrededor de las 19:30 horas (de Inglaterra) mientras conducía su fenomenal McLaren F1 por una carretera de algún paraje británico.
Atkinson es famoso también por ser un ferviente amante de los autos (si son caros y deportivos, mucho mejor…De hecho se sabe que tiene un garaje muy interesante, plagado de maravillas sobre ruedas) y así las cosas no se quiso privar de contar en su garaje con una bestia de esas que se fabrican en Woking. El tema es que al paso que va, no se sabe cuánto tiempo le durará… ya que éste no es el primer accidente de Rowan Atkinson a bordo del McLaren F1 (¡cómo duelen estos accidentes!).
El que nos ocupa en esta nota fue provocado por causas desconocidas hasta el momento, motivando que el auto derrape violentamente de costado y termine su alocado recorrido contra un cartel de señalización al borde la ruta, incendiándose parcialmente de inmediato.
Lo bueno es que Atkinson logró salir sano y salvo del auto por sus propios medios. No es menor el dato: el McLaren F1 es casi sin lugar a dudas uno de los autos de calle más seguros en todo sentido.

Si bien en la foto (de Twitter) no se llega a apreciar con amplitud la magnitud de los daños, se sabe que los mismos han sido bastante considerables y que el auto ha quedado muy dañado. De todos modos estimamos que el bueno de Atkinson, tan talentoso el hombre, no tendrá el más mínimo inconveniente para reparar (una vez más) a este fantástico McLaren F1 y devolverle su esplendor original.
Mientras tanto, agregamos que Atkinson acusó fuertes dolores en el hombro y fue llevado a un hospital cercano en ambulancia como medida precautoria, lugar en donde se le realizó un chequeo. Como dato de color, agregamos un ingrediente más para demostrar las cualidades y los gustos de Atkinson al comando de autos de este tipo: recientemente fue invitado por Top Gear a demostrar lo que sabe al volante y el actor se destapó con el mejor tiempo a bordo del McLaren F1. Parece que al hombre, además de actuar maravillosamente bien, le gusta darle duro y parejo al pie en el acelerador. Lo bien que hace… pero ¡la próxima vez, cuidate Rowan!