Accidente «de lujo» entre un Aston Martin DB9 y un Bugatti Veyron

Choque de superdeportivos

Rusia. Cercanías de la ciudad de Moscú, tras la celebración de Auto Exotica 2013. La noticia nos causa dolor y nada más que dolor… y eso que los autos (sensacionales por cierto) no son de nuestra propiedad. Allí están, protagonizando otro de aquellos accidentes nuestros de cada día y que al ver la foto aún no podemos creer. Aclaración al margen (pero importante): no nos interesa la vida privada de ninguno de los dueños de estos autos pero lo concreto es que a uno le han entrado por detrás y el otro ha sido responsable. Duele ver a un sensacional Aston Martin DB9 dándole duro y sin miramientos por la culata a un extraordinario (no podía ser de otro modo) Bugatti Veyron. Duele y mucho.
El Auto Exotica 2013, como sus otrs ediciones, es una muestra en la que no sólo los propietarios particulares llevan sus joyas sobre ruedas para mostrar sino que también las grandes marcas acercan hasta allí sus novedades. Los duenos del Aston Martin y el Bugatti, salían de la muestra y vaya uno a saber por qué motivo se toparon el uno con el otro con el lamentable resultado final de la trompa del Aston Martin bastante maltrecha y la cola del Bugatti en estado similar. Por suerte el choque fue relativamente leve y no hubo que lamentar ninguna clase de víctimas. Por lo menos… De todos modos no caben dudas de que la compañía de seguros que ha contratado el dueño del Aston Martin llevará la peor parte ya que deberá hacerse cargo de los costosos (eso imaginamos, claro está) arreglos en la parte trasera del Veyron. La trompa del Aston Martin a cambiarse totalmente y la cola del Veyron, seguramente con grandes daños materiales y algun inconveniente grave en la estructura general.
Lo peor de este caso en particular: es que el costo del Veyron en el mercado podría bajar, dadas las circunstancias, mucho más de lo esperado a pesar de las reparaciones y de que una vez arreglado ya no queden ni rastros aparentes del accidente. Todo tiene sus pro y sus contras.