Audi R8 accidentado en Portugal: choques así no se ven en la esquina de tu casa

audi-1.jpg

No hay caso. Por más que quiera, choques así no se ven en la esquina de casa. Desde hace un largo tiempo los vecinos de mi barrio vienen pidiendo a las autoridades un semáforo para un cruce de calles que siempre promete dejarnos ver los más espectaculares accidentes del día, pero esto no lo he visto jamás.

Los autos que por allí pasan son de otra categoría, sin ir más lejos la semana pasada chocaron un Dodge 1500 modelo 1975 y una Ford Falcon Ranchera del ’78, pero Audis, lo que se dice Audis, nunca pasan por allí.

audi-2.jpg

Pero gracias a la world wide web puedo rápidamente dejar parte de mis frustraciones atras y ser testigo de hechos como los que deseo ver en la esquina de casa. Este accidente sucedió en Portugal, más precisamente en la ciudad de Porto frente al Hospital S. Joao. El pobre hombre habrá querido demostrarle a alguien o tal vez a sí mismo, sus habilidades al volante de una fiera deportiva como los es su Audi R8.
Pero no…
Parece que de habilidades conductivas para llevarlo sobre el asfalto, nada de nada

audi-3.jpg

Menos mal que por lo menos mordió el cordón de la vereda justo frente a uno de los principales hospitales de la capital portuguesa y de esa manera pudo ser rápidamente asistido sin consecuencias graves para su salud.

El verdadero dolor de cabeza (y alguna cosa más) debe haberse apoderado de él al enterarse y constatar el estado deplorable en el que dejó a esta joya mecánica que por esas tierras cuesta nada más y nada menos que 147.983 euros.

audi-4.jpg

Duele. Y mucho.

Y el dolor se refiere al tremendo golpazo contra el cordón de la vereda, el físico del conductor, la cuenta del arreglo y el aspecto desencajado de esa pobre rueda trasera derecha que parece acusar con todo el remordimiento del mundo un maltrato que la ha dejado bastante maltrecha.