Ford abrirá una nueva fábrica en la India

No es para nada menor el anuncio, y mucho menos en los difíciles y complicados tiempos que corren. Ford, uno de los gigantes norteamericanos de la industria automotriz y uno de los mayores productores mundiales, acaba de anunciar su nuevo y ambicioso plan destinado a la India, lugar en el que piensa desembolsar ni más ni menos que la friolera de 1000 millones de dólares, cifra que estará destinada a la instalación de una nueva planta industrial ubicada en la localidad de Sanand, Gujarat.
Cabe destacar que la nueva fábrica será la segunda que la casa del Ovalo azul instalará en la India, ya que posee otra en la localidad de Tamil Nadu, lugar en el que ya cuenta con 2.100 empleados y del que salen vehículos tales como el Ford Fusion, el Ford Fiesta, el Ford Endeavour, el Ford Ikon y finalmente el Ford Figo.

En el caso de la nueva planta a instalarse en Sanand, se desconoce de momento cuales serán los modelos que allí mismo se fabricarán, aunque sí se sabe de antemano que gran parte de la producción que de ese lugar salga, será destinada a otros diferentes mercados tales como el resto del continente asiático y también el africano.

La nueva planta de Ford en la India será realmente una de las más importantes a nivel mundial, por envergadura, nivel de producción y fundamentalmente (y muy ligado con lo anterior) la cantidad de operarios con los que contará, los cuales se estima llegarán a los 5.000. Recién hablábamos de la capacidad de producción de la futura planta industrial y a raíz de eso diremos que para comenzar se ha planificado una producción total anual de unas 240.000 unidades, para pasar un tiempo después a producir algo así como 270.000 unidades al año.
También hay que destacar que en la nueva fábrica de Ford, se contará con un taller especial de pintura, otro de estampado y que además habrá un importante sector destinado pura y exclusivamente al ensamblado de plantas motríces para sus modelos.
Se trata de un ambicioso plan de inversión que contrasta sobremanera con la gran crisis que viven los Estados Unidos y con los niveles de ventas en el mercado automotriz del gran país del norte.
Así las cosas, Ford parece no acusar ningún golpe por el momento y se ha puesto manos a la obra para abrir lo antes posible la nueva factoría india.