El Fiat 500 Abarth llega a Estados Unidos

Actualizado (17-11-12)
Fernando Alonso y Felipe Massa promocionan el Fiat 500 Abarth C para Estados Unidos:

Aprovechando la volada de la realización (después de tantas temporadas) del Gran Premio de los Estados Unidos de Fórmula 1, Fiat y el Grupo que integra la marca italiana (además de Abarth) ha decidido darle un nuevo y revitalizador impulso al fenomenal Abarth 500C en el país del norte de América y no han encontrado mejor manera de hacerlo que con los dos pilotos oficiales del equipo Ferrari. Y claro… de paso los de Maranello, se ganan la simpatía de algunos cuantos adeptos de cara a la carrera del domingo 18 de noviembre en Austin, Texas. Lo que se dice: matar varios pájaros de un tiro… Y no está mal.
La interesante promo en video que han hecho hace foco en un duelo entre los dos pilotos y en algo que une al Abarth 500C con los bólidos de Fórmula 1: el video termina alabando a los autos que no necesitan techo para ser los más bravos…

Sin mostrar demasiados detalles (tampoco importan para esta ocasión en particular), sin hacer foco tanto en las prestaciones, datos y otras yerbas como para conocer más al auto, la promo apunta a posicionar al auto en un mercado en el que (aunque cueste creerlo) todavía la marca debe afianzarse, a pesar de su estrategia y unión con Chrysler. La idea del anuncio, tan marketinero y bien realizado, es simplemente la de darle un buen apoyo al modelo y convertirlo al gusto del público usuario norteamericano.

Apenas 43 segundos para darle impulso a este «nuevo chico malo sin techo» para los Estados Unidos, aprovechando la oportunidad de que todo se una al «renovado furor» de los norteamericanos por la Fórmula 1 y este modelo de Fiat en particular.
Mirá el video con Fernando Alonso y Felipe Massa.

Nota original:

Otra variante del fenomenal Fiat 500 Abarth… aunque no hay una igual a la otra, eso ya se sabe. En este caso nos ocupamos del recién llegado al mercado automotríz de los Estados Unidos, un modelo que (extrañamente) no se denomina Abarth 500, sino que se llama Fiat 500 Abarth. Lo de la denominación, estimamos, es mera cuestión marketinera y eso es más que entendible para la marca con sus ansias de afianzarse y pisar bien fuerte en el país del norte.
Lo realmente interesante es que la versión del Fiat 500 Abarth que se presenta en el Salón de Los Angeles por estas horas, es sensiblemente distinta al que se ofrece en el mercado europeo. Esta variante se fabrica en la ciudad de Toluca, México y desde allí se exporta, por ejemplo, a los Estados Unidos.

Una de las más destacadas e importantes diferencias con la versión europea es su motor, que en este caso no es el famosos T Jet, sino que se estará utilizando el más moderno y tecnológico MultiAir de 1.4 litros y sobrealimentado por Turbo, una planta motríz muy rendidora en todo sentido que ya ha sido debidamente testeada en el fenomenal Abarth Punto Evo. En lo que hace a la potencia del auto, la misma será unicamente de 160 CV finales.

Al llegar a los concesionarios de la marca en Estados Unidos tan solo una variante de potencia disponible, no se podrá contar con ciertas ediciones especiales o kits como por ejemplo el Esse Esse. Es por esta razón que este Fiat 500 Abarth para Estados Unidos ya sale directamente de fábrica con los bien conocidos amortiguadores Koni FSD, que tan buenos resultados y tan buena aceptación han generado en el Abarth 500 CC Esse Esse.
Bienvenido otro Fiat 500

Las diferencias también alcanzan al apartado electrónico. El auto ofrece la posibilidad de ingreso y arranque sin llave, además de incluír un buen sistema de control de estabilidad desconectable en tres fases, el cual dicho sea de paso es combinable con el TTC (que es el emulador electrónico de un diferencial de deslizamiento limitado). Hay también algunos detalles retocados en el habitáculo del auto y las llantas que lleva son de 16 pulgadas con opción a usar unas de 17 pulgadas. Este modelo podrá adquirirse a partir del mes de marzo de 2012 en todos los concesionarios de la marca en territorio de los Estados Unidos.