Fiat 500 Abarth Gulf Edition sólo para Luxemburgo

En más de una oportunidad hemos visto más de uno de esos autos que tanto nos gustan decorados con los típicos colores de Gulf Racing. Esos colores son algo de lo que nunca nos cansaremos y forman parte de la historia del automovilismo deportivo desde hace mucho tiempo. Ejemplos sobran sobre este tema, basta recordar a los legendarios Ford GT40, el Porsche 917 y un poco más acá en el tiempo al bello Aston Martin DBRS9.

Ahora le toca el turno a otro (ya) clásico: el Fiat 500.
La gente de Abarth decidió hacer un nuevo homenaje y realizó una edición limitada exclusiva de tan sólo 10 unidades del Abarth 500 Gulf Special Edition. Si 10 unidades nos parecen poco mucho más aún resultará asi al saber que esa decena de bellezas sólo se podrán conseguir en Luxemburgo por un precio de 25.000 euros, o bien a través de un concurso en el que participarán todas las estaciones de servicio Gulf de ese país europeo.
De más está decir que ya se cuentan de a centenares todos aquellos interesados en quedarse con uno.

Como verán en la foto de la nota no hace falta hacer referencia a la estética tan efectiva y lograda que le han dado a este Abarth 500 Gulf Special Edition, pero si será bueno saber que este auto viene equipado con un kit esseesse, asientos deportivos Sabelt Corse con el emblema de la marca Gulf bordado y una placa que indica el número de la edición limitada.
Afortunadamente la gente de Abarth se empeña en “regalarle” a los usuarios fenomenales ediciones limitadas (en este caso esta versión del Fiat 500 coincide con el décimo aniversario de Abarth en el principado europeo) de un tiempo a esta parte, tal vez uno de los mejores ejemplos que recordamos sea el Abarth 695 Tributo Ferrari, en un claro homenaje a la mítica marca italiana del Cavallino Rampante.

Por el momento la foto que encabeza esta nota es la única difundida por Abarth sobre este modelo, de modo que quedamos a la espera de poder contar muy pronto con otras fotos y más detalles para poder conocer mucho mejor a esta belleza sobre ruedas. Mientras tanto sólo queda disfrutarla y soñar con dos cosas: poder llegar a tener uno y adivinar a qué otro modelo le quedarían tan bien los colores de Gulf Racing.