ING abandona a Renault en la Fórmula 1

renaultf12009ing

Primero llegó la noticia (nunca del todo confirmada y tampoco nunca del todo negada…) del acuerdo entre Fernando Alonso y Ferrari para el año 2.011. Luego llegaron (con la crisis) los rumores que indicaban que la marca Renault podría estar pensando en abandonar la Fórmula 1 y después cayeron como el mismísimo granizo los comentarios que indicaban que la llegada del piloto español a Ferrari podía darse para la temporada del año 2.010.
Rumores de paddock, habladurías varias, leyendas, verdades y mentiras. Todo tan creíble como imposible de creer.
Lo cierto es que hay muchos indicios que dicen que efectivamente el joven y talentoso asturiano llegará indefectiblemente al equipo italiano pronto: por ahora el más firme es la partida en 2.010 del patrocinante de McLaren / Mercedes Benz, el Banco Santander, hacia las huestes de Ferrari (nadie va a pensar que los de Santander se van a quedar con los brazos cruzados viendo como ponen el dinero en un equipo que no cuenta con el gran piloto ibérico…).

A todo ésto, ahora se confirma que el grupo holandés ING, principal (reiteramos: principal) patrocinante del equipo francés Renault, ha decidido abandonarlos (justamente) para el año que viene… y eso ya es mucho decir y va permitiendo que las piezas de este rompecabezas se vayan juntando.

En resumidas cuentas: Santander abandona a McLaren y se va a Ferrari en 2.010. La prensa en general asegura que el contrato de Alonso con Ferrari ya está firmado. Renault se queda sin sponsor principal (por ahora) para la próxima temporada y en consecuencia podemos elucubrar lo siguiente: Ferrari hará lo imposible para que Raikkonen (primero él y después será con Massa) se harte y cuelgue el caso, hacer de esa manera un lugar libre en una butaca, pagarle si es necesario una buena indemnización al finlandés y gracias al apoyo concreto de Santander hacer que ya mismo, la próxima temporada, Alonso se vista definitivamente de rojo.
Creemos sinceramente (anoten esta fecha) que todo será como se lo acabamos de contar.