3500 CV para un Mini Cooper

La capacidad de asombro parece no tener fin para quienes a diario andamos en busca de novedades sobre el mundo motor. Cuando simplemente pensamos que ya lo hemos visto todo, surge de repente algo que nos hace pensar lo contrario… afortunadamente ¿afortunadamente?…
Hemos sido testigos desde siempre de aparatos de lo más extraños. Hemos visto engendros mutantes que en algunos casos estaban para el aplauso y en otros, simplemente para el basurero. Hemos visto inventos, intentos, injertos de todo tipo, pero siempre, indefectiblemente siempre, están aquellos que se empeñan en dejarnos con la boca abierta. Este es uno de esos casos.
En Inglaterra a alguien hace un tiempo se le ocurrió la bendita idea de lanzar un desafío que parecía imposible de lograr: meter el motor de un camión Cummins en un Mini Cooper y hacerlo funcionar. Para quienes no lo saben estos bichos Cummins son esos que se utilizan para trabajar en las minas, o sea que estamos hablando de verdaderos gigantes, como se imaginarán.
La cosa es que la gente de Mini ha tomado el desafío y lo ha transformado en una cuestión personal, logrando finalmente el tan ridículo cometido. Nadie puede decir que hayan “metido” el motor dentro del Austin Mini, pero de una manera u otra se las han arreglado para que finalmente el motor de 3500 CV de potencia de un Cummins QSK78 haga sentir su rugido en este Mini bien clásico. Y miren ustedes que hemos visto Minis de todo tipo y color pero éste es algo de no creer…

Y si el aspecto de este Mini les impresiona, esperen entonces a enterarse de algunos datos más sobre el motor que lleva colocado. La cosa no viene apta para cardíacos: motor V18 cilindros, 78 litros de cilindrada, 12 Turbocompresores, 360 toneladas de capacidad de arrastre, 3500 CV de potencia y finalmente (como todo lo anterior no hubiese sido suficiente) 14.000 Nm de par máximo… ¿hace falta algo más? mejor no hablemos del consumo, claro…

Este bicho infernal será presentado próximamente en el Goodwood Festival of Speed en un stand que no será otra cosa más que la respuesta concreta a aquel desafío lanzado por la gente de Cummins. La duda era sencillamente (como si fuera fácil) ¿podrían llegar a lograrlo y hacer una auto más o menos funcional?… Finalmente la respuesta ha llegado y bien clarita: claro que han podido, amigos, claro que han podido…