KISS Prowler: rockeando por las rutas


kiss-prowler.jpg

Más allá de considerarme uno de los más enardecidos miembros del KISS Army, más allá de considerar a KISS, la más grande banda de todos los tiempos, más allá de mi irremediable fanatismo, van a convenir conmigo, que estos cuatro tipos son especiales de verdad y, por cierto, únicos sobre la faz de la Tierra.
No sólo son únicos por su música y su show, no sólo son únicos por su imagen glitter y glam tan distintiva y original, sino que además pueden jactarse de ser la primera banda en tener una edición especial de un auto enteramente dedicado a ellos: el KISS Prowler. O el… KISS Car

Este Plymouth tan excéntrico, roquero y particular es fruto del trabajo conjunto entre Gene Simmons, Paul Stanley, Ace Frehley y Peter Criss, los miembros originales de la genial banda neoyorquina, quienes aportaron sus ideas sumándolas a las de la gente de McGhee Entertainment (la empresa de Doc McGhee, manager de KISS) y TGF MetalCrafters Inc. (una de las empresas líderes en producción de concepts para la por entonces Daimler-Chrysler).
En 1998, apoyando la edición de su disco “Psycho Circus”, KISS decidió “entregar” este modelo irrepetible a un afortunado fan a través de un sorteo.
El auto, además de llevar el sello y el logo de la legendaria banda, tenía algunas otras particularidades muy especiales.

kiss-prowler-2.jpg

El Prowler número 300 en ser fabricado fue entregado “virgen” a los talleres de TGF MetalCrafters Inc. para ser convertido en el auténtico y esperado KISS Car

Montando un potente motor V6 de 3.5 litros y terminado en un finísimo y exclusivo color Black Cristal, el KISS Car contaba con paneles delanteros y laterales potenciadores del efecto suelo y un sugestivo spoiler trasero con un LED de la luz de freno incorporado. Todo muy especial, pero esto no era lo único…

En el interior había aún más sorpresas…

Además del famoso logo de la banda esparcido por asientos y alfombras del auto, una impresionante bandeja inlámbrica para 10 CDs fue colocada en el trailer Kissero que acompañaba al auto…
Y como si todo esto fuera poco, en ese mismo trailer, una consola de grabación de 12 canales, amplificadores y micrófonos inalámbricos, eran el marco ideal para la frutilla de la torta: un set de guitarras originales.
Tal cual… en un compartimiento del trailer se encontraban una famosa Gibson Les Paul tornasolada (de Ace Frehley), una Ibanez PS100 (el modelo exclusivo de Paul Stanley) y el famoso bajo “Axe” (con forma de hacha, perteneciente a Gene Simmons).
Un auto increíble, el Prowler, transformado en otro mucho más increíble aún… el KISS Car
Un auto pensado y concebido para ir… rockeando por las rutas… Yeahh!!!


>> Siguiente Coches 2.0 >>

Te gustó esta info? Ayudanos con un "me gusta"

Fotos del Articulo en tamaño completo


Autor: Marcelo el 19/01/2008

Publica tu comentario: