El Porsche de Steve McQueen de la película Le Mans a subasta


porsche-le-mans.jpg

El actor Steve McQueen supo destacarse en la pantalla grande por sus geniales interpretaciones y su carisma únicos. Pero eso no fue lo único en lo que se destacó el malogrado actor fallecido de cancer en 1.980 ya que desde siempre se confesó un fanático de los autos (particularmente los de carreras) teniendo su momento culminante en 1.971 cuando pudo finalmente protagonizar la película “Le Mans” y conjugar de esa manera sus dos grandes amores: la actuación y los coches de competición. Ese fue el pináculo de su carrera y si no fue su mejor actuación por lo menos quedará en la historia como uno de sus más memorables y populares papeles protagónicos en el cine.

El film fue todo un acontecimiento y el éxito acompañó a la película que tan bien supo retratar el mundo de los pilotos, autos y equipos que participan de la clásica carrera de 24 horas.

mcqueen-le-mans.jpg

Pero McQueen tuvo un coprotagonista en el film que al fin y al cabo obtuvo un grado de popularidad casi tan importante como el del actor: hablo del Porsche 908/2 Spyder 1969/70 que McQueen conducía en la película. Efectivamente el auto ha generado casi tantos fans alrededor del mundo como si se tratase de un actor de carne y hueso y (lamentable y obviamente) la muerte temprana e inesperada de McQueen hizo que las leyendas se agigantaran pasando a cobrar también el auto un valor importantísimo, tanto para coleccionistas y amantes del cine como de las carreras.
Ahora, todos ellos están de parabienes ya que a partir de Agosto de 2.008 el auto estará sometido a una subasta en Carmel Valley y entonces sí… uno… sólo uno de todos esos fans que siempre quisieron tenerlo deberá ir haciendo lugar en su garage para llevárselo como siempre lo soñó.

¿Y qué características tiene este Porsche? Veamos…
Motor Boxer de 8 cilindros y 3,5 litros de cilindrada enfriado por aceite. 350 CV de potencia y 8.500 rpm. Caja de 5 velocidades, carrocería de fibra de carbono y chasis tubular cosa que (a pesar de una potencia para nada fuera de lo común) le permite llegar con facilidad a los 321 Km/h. sobre todo gracias a sus escasos 600 kilogramos de peso total.

El auto supo llevar durante el rodaje del film dos cámaras en su carrocería y hay quienes aseguran que participó efectivamente unas cinco veces en la famosa carrera de La Sarthe.
El auto, dicho sea de paso, con todo ese bagaje de leyenda e historia sobre sus espaldas llega a la subasta con la certeza de que su precio llegará a ser cercano a unos 2 millones de dólares.


>> Siguiente Coches 2.0 >>

Te gustó esta info? Ayudanos con un "me gusta"

Fotos del Articulo en tamaño completo


Autor: Marcelo el 25/05/2008

Publica tu comentario:


  1. pablo dice:

    ufale!!!

  2. ulgdr dice:

    V< BA5RT2BW4JH6WSUYETRFD4Esgz5rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrryyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyynm gcf cxbsbwW