Lifan 320: el clon del Mini


La casa china Lifan se ha propuesto alguna vez sorprender allá lejos y hace tiempo en el Salón de Pekín de 2.008 y lo a través de las formas de un modelo ha dado bastante que hablar.

Se trata del pequeño Lifan 320 que no es ni más ni menos (para poder empezar a describirlo seriamente... y hay que decirlo…) que un clon chino del Mini Cooper, sin más vueltas, claro. La decoración con su pintura bicolor, los diseños de la parrilla y fundamentalmente de las luces no dejan lugar a dudas, la búsqueda del parecido es indudable. Y es que al verlos juntos, es casi imposible determinar cual es cual... Hay que hacer ingentes esfuerzos (ver primera foto de la nota) para separar la paja del trigo cuando se trata de comparar (o diferenciar) a estos dos autos tan particulares.

Pero atentos que no sólo se ha intentado clonar en cuerpo y alma al pequeño auto inglés de parte de la casa Lifan, también tiene algunas cosas en las que se puede adivinar un intento de copia del Daihatsu Trevis y entonces sí, el combo clonado resulta impecable. Nunca voy a entender a este tipo de creaciones (¿creaciones dije?) y francamente lo único que me generan es una especie de leve molestia que no termina de concretarse pero que tampoco me lleva directamente hacia la satisfacción. En definitiva me genera lo que pienso que es: algo a mitad de camino entre una cosa y otra, sin llegar a serlo definitivamente. Aunque, claro, de todos modos es muy comprensible que ciertas marcas hagan este tipo de cosas, ya que el tema “aspiracional” para quienes no pueden acceder a un auto como el Mini, por ejemplo, es realmente muy importante.
Tampoco es que lo aborresca aeste auto, pero convengamos en que está muy bien si es que sabes de alguna manera que nunca podrás acceder a un Mini como ya dijimos, pero si no es por eso realmente no le veo ningún atractivo.

Sea como sea, el Lifan 320 es un pequeño automóvil que no deja de tener algunos encantos en particular, aunque haya que hacer algunos esfuerzos para descubrirlos. Como primer punto para destacarle diremos que su interior, muy a pesar de las reducidas dimensiones del auto) es muy amplio y cómodo y en esto creo yo radica una de sus mayores ventajas y puntos a favor, lo que no es poco por cierto. Si bien las terminaciones no son de la calidad esperada tampoco son malas y si además pensamos que el auto cuenta con ABS+EBD, doble airbag, aire acondicionado, tapizados de cuero y llantas de aleación (o sea un excelente nivel de equipamiento y relativo confort por ser el auto que es), la cosa no está tan mal, aunque siga siendo un clon del Mini y no mucho más que eso.

Eso sí, en donde decepciona es en la parte mecánica. El Lifan 320 tiene un motor de 1,3 litros y 16 vávulas que entrega una potencia de apenas 88 CV de potencia. La caja es manual y de 5 velocidades pero la velocidad máxima apenas si trepará hasta los 155 Km/h. siendo finalmente mucho más baja de lo que se podría esperar.
Y como mencionamos con anterioridad, la sensación (mucho más que eso en realidad) de confort, comodidad y espacio interior están más que bien aprovechadas dadas sus acotadas dimensiones exteriores, a saber: 3,745 metros de largo; 1,430 metros de alto; 1,620 metros de ancho (ésto sin tener en cuenta los generosos espejos retrovisores exteriores) y finalmente una distancia entre ejes que alcanza los 2,340 metros. En esto hay que reconocer que el Lifan 320 está realmente muy bueno y es digno de destaque sin lugar a dudas.
El auto acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 14,5 segundos, cosas que no están nada mal.

De todas maneras, este auto que como ya vimos es una extraña mezcla que no en todos los aspectos ha resultado tan felíz, no deja de ser en definitiva uno más entre tantos que no pasarán (definitivamente) a la historia grande de la industria automotríz.


>> Siguiente Coches 2.0 >>


Fotos del Articulo en tamaño completo


Autor: Marcelo el 20/04/2008

Publica tu comentario: