El Papa Benedicto XVI quiere un Papamóvil a energía solar


Día a día va en incremento la tendencia a encontrar nuevas soluciones al transporte automotor. Todo lo referente al cuidado del medio ambiente que habitamos y fundamentalmente el ahorro de dinero y recursos naturales, hace que las mentes se estrujen para buscarle la vuelta más adecuada a un tema que cobra cada día mayor importancia sobre la faz de la Tierra.
En este sentido no deja de sorprender que hasta para el mismísimo Papa Benedicto XVI, el tema resulta de vital importancia en los días que corren. Ya era sabido que el Pontífice había propuesto soluciones ecológicas en las instalaciones del Vaticano, como por ejemplo la instalación de células fotovoltáicas en el techo del auditorio de la Santa Sede y también placas solares en el techo de la cafetería del Vaticano, pero que se meta con los vehículos… ¡eso sí que es una auténtica sorpresa! Y así lo hizo…

Ahora, Benedicto XVI, ha salido a la palestra no por condenar a los pecadores o estar a mitad de camino en su elección por el uso de preservativos o no, sino por proponer la fabricación de un nuevo Papamóvil que funcione pura y exclusivamente a energía solar.
Habrá, eso sí, que sentarse un rato largo con Su Santidad para poder llegar a explicarle que la tarea para conseguir lo que él pretende no es nada sencilla, por cierto. Es que el Papa quiere un vehículo que únicamente se mueva a través de energía solar y en estos momentos no hay fabricante que esté en condiciones de poder darle ese gusto. Una cosa será un auto eléctrico y ecológico, pero otra muy diferente es un auto totalmente movilizado a energía solar.
Los problemas fundamentales serían dos, a saber: en primer lugar, la cantidad de foto células solares que serían necesarias para poder hacer que el Papamóvil se mueva serían tantas que prácticamente habría que llevarlas en un remolque aparte, lo que no será ni estético, ni cómodo, ni práctico para nadie.
En segundo lugar, y siempre suponiendo que fuese posible hacer un vehículo a energía solar que recorra largas distancias por largos espacios de tiempo, el mismo (hablamos del vehículo) se movería a velocidades tremendamente bajas, cosa que no siempre hace el Papamóvil precisamente.

Lo mejor, en todo caso, sería convencer al Papa de la utilización de un Papamóvil eléctrico, eso sí… que Benedicto XVI se encargue de dejar enchufadas las baterías en un tomacorriente del Vaticano antes de irse a dormir…


>> Siguiente Coches 2.0 >>

Te gustó esta info? Ayudanos con un "me gusta"

Fotos del Articulo en tamaño completo


Autor: Marcelo el 03/12/2010

Publica tu comentario: